Breve historia del alma-psykhé y de las formas de su conocimiento

$320,00

¿Qué significa la palabra alma? ¿De qué modos diversos ha aparecido en la historia del pensamiento occidental? ¿Cuáles han sido las formas en las que su conocimiento pudo ser planteado? ¿Puede una meditación contemporánea acerca del alma-psykhé contribuir a la construcción de una psicología crítica de las formas predominantes que asume nuestro presente? Estas son las preguntas centrales que estructuran el presente texto, que lógicamente presupone la inexistencia de una esencia oculta e inmutable del alma por debajo o por detrás de los usos prácticos y discursivos que se han hecho de ella.

Categoría:

Descripción

¿Qué significa la palabra alma? ¿De qué modos diversos ha aparecido en la historia del pensamiento occidental? ¿Cuáles han sido las formas en las que su conocimiento pudo ser planteado? ¿Puede una meditación contemporánea acerca del alma-psykhé contribuir a la construcción de una psicología crítica de las formas predominantes que asume nuestro presente? Estas son las preguntas centrales que estructuran el presente texto, que lógicamente presupone la inexistencia de una esencia oculta e inmutable del alma por debajo o por detrás de los usos prácticos y discursivos que se han hecho de ella. Por el contrario, las ideas de alma resultan construcciones discursivas y disciplinarias que se hallan siempre elaboradas en ciertos marcos epocales que le confieren a tales elaboraciones su sentido y sus alcances. Se trata entonces de ver cómo otras voces pudieron ser dichas y escuchadas en otros tiempos y cómo en el presente se oyen de otras maneras, en otros registros, con otros sentidos y con otras intenciones.
“Hablar de una historia del alma y de las formas de su conocimiento significa por lo tanto emprender una tarea descriptiva que no puede aspirar a solucionar un problema de sentido o de significado; los problemas son aquí -como en toda filosofía que reclame su carácter crítico- preguntas que insisten y que no encuentran respuestas finales que tengan como intención estratégica el fin de la actitud inquisitiva. Preguntarse por el alma es, en definitiva, preguntar por lo que hace a la humanidad del ser humano, por su subjetividad, por su vida psíquica, por sus formas de ser actuales y pasadas, por su relación con los otros y consigo mismo. Al mismo tiempo, formular el problema del alma como problema -en el sentido apuntado- es tal vez dar un paso en la destecnocratización de la disciplina psicológica, que tan constantemente se ve reclamada por el uso de los poderes cientificistas, mercantilistas y pragmáticos propios de la racionalidad del capitalismo.”

Información adicional

Autor

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Breve historia del alma-psykhé y de las formas de su conocimiento”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.